La Fe de la Fe Reformada
Conocimiento + Asentimiento + Confianza

Por: Israel Guerrero

israel guerrero + teologia

Uno de los grandes gritos evangélicos fue la frase latina “Sola Fide” (Solamente por fe), la que se convirtió en  un aspecto importantísimo de la confesionalidad protestante y reformada.

Somos declarados justos de una vez y para siempre por medio de la fe, es decir, una fe salvífica. Así como es importante confesar que somos salvos por medio de la fe y no por obras, también es importante definir la naturaleza de la Fe que justifica. Para empezar a desarrollar este punto, quisiera citar la respuesta que da el Catecismo Mayor de Westminster a la pregunta número 72:

  1. ¿Cómo es la fe que justifica?
    La fe que justifica es una gracia salvadora, l) operada en el corazón del pecador por el Espíritu ll) y palabra de Dios, m) por la que aquél siendo convencido de su pecado y miseria, de la incapacidad en sí y en otras criaturas para libertarse de su estado de perdición, n) no solamente acepta la verdad de la promesa del evangelio, ñ) sino también recibe a Cristo y descansa en él y en su justicia ofrecida a él para perdón de pecado, o) y para la aceptación y estimación de su persona como justa delante de Dios para salvación. p)  l) Heb. 10:39. ll) II Cor. 4:13; Efe. 1:17-19. m) Rom. 1:16; 10:17. n) Juan 16:8,9; Hch. 2:37; 4:l2; 16:30; Rom, 7:9; n) Efe. 1:13. o) Act. 10: 43; 16:31; Juan 1:12. p) Fil. 3:9; Hch. 15:11. (negritas por mi)

De acuerdo a esto, y a muchas confesiones reformadas, los teólogos cristianos protestantes han identificado 3 elementos de la fe salvadora:

  • Conocimiento Intelectual (Notitia)
  • Asentimiento a la Verdad (Assensus)
  • Confianza (Fiducia)

La razón por la cual algunas personas no entienden porqué la Sola Fe justifica, es porque ellos no conocen lo que la fe es”, con estas palabras, el Doctor Martín Lutero daba a conocer el énfasis sobre la naturaleza de la fe y tal como Alister E. McGrath indica en su libro “Reformation Thought”, para los reformadores el tercer elemento (junto con los otros dos) de la fe salvífica (Fiducia) fue un asunto muy importante para ellos. (McGrath, A. 1999. Reformation Thought).

Sin embargo hay algunos autores, como Gordon Clark, Vincent Cheung y John Robbins que han definido la fe salvífica como “un asentimiento, creencia o confianza en una o mas proposiciones bíblicas con respecto a Jesús Cristo y su obra salvífica”. O en otras palabras, “un asentimiento intelectual a la verdad de la Biblia”.

Cada persona o grupo de personas pueden definir las cosas como quieran de acuerdo a sus presuposiciones, y con respecto al tema de la fe, los grupos carismáticos darán un tipo de definición a la fe que se acerca a algo más emocional o llegando incluso al punto de mezclar la fe con las obras, mientras que por otro lado, Clark y sus seguidores la definirán como un asentimiento intelectual a la verdadSin embargo nosotros como cristianos reformados también debemos confesar lo que la Biblia nos enseña y lo que universalmente nuestra herencia reformada nos ha dejado a través de sus Confesiones y escritos que tantos pastores y teólogos a través de los siglos nos han dejado.

Por lo tanto pregunto ¿Es la Fe Salvífica un mero asentimiento a la verdad?

Revisando la versión en Inglés del Catecismo Mayor de Westminster (la misma pregunta que cite anteriormente), nos damos cuenta que la respuesta a esta pregunta es un rotundo NO. La Fe Salvadora es… “not only assenteth to the truth of the promise of the gospel, but receiveth and resteth upon Christ” , es decir “no solo asiente a la verdad...sino que recibe y descansa en Cristo” (Reformed Confessions of the 16th and 17th Centuries in English Translation).

Claramente vemos que no se trata solamente de los dos primeros elementos (asentir a la verdad), sino también del tercero (Confianza o Fiducia),es decir, recibir y descansar en Cristo.

La Biblia, en Lucas 8:43-48 , nos habla de que todos tocaban a Cristo, pero hubo una persona que tocó verdaderamente a Cristo , hubo una que se aferró a Cristo con toda su mente, con todo su corazón y con todas sus fuerzas, ella descansó en Cristo, puso su confianza en Cristo, es decir, no solo asintió a la verdad de que Cristo la podía sanar, sino que puso su toda su confianza (fiducia) en Cristo; Y sabemos la gloriosa respuesta que Nuestro Señor le dio: “Hija, tu fe te ha salvado; ve en paz”.

Algunos han pensado que Calvino tenía una definición de la fe salvífica similar a la de Clark, sin embargo, una revisión a su Catecismo del 1537 y 1538, nos dará a conocer que su postura es la que hemos mantenido los cristianos reformados: Uno no debe imaginar que la Fe Cristiana es un conocimiento desnudo y simple de Dios o un entendimiento de la Escritura que revolotea en el cerebro sin tocar el corazón […] Sino que la Fe es una firme y solida confianza del corazón por la cual descansamos seguramente en la Misericordia de Dios la cual es prometida en el Evangelio.(Reformed Confessions of the 16th and 17th Centuries in English Translation) En la Institución de la religión Cristiana, Calvino escribe en el Libro IV, Capítulo XIV.8: “creer de todo corazón no significa creer perfectamente en Cristo, sino solamente abrazarlo con el alma y entendimiento; no significa estar henchido de Él, sino, con vehemente afecto, tener hambre y sed de Él, y por Él suspirar” ¿Qué significa abrazarlo con el alma y entendimiento? Claramente vemos los tres elementos de la Fe Salvífica: abrazarlo(Fiducia) con el alma (Asentimiento) y entendimiento (Notitia). En resumen, para el reformador francés la fe es “una firme y efectiva confianza (Firma et efficax fiducia)”.

Cuando viajé a Ginebra, tuve la oportunidad de comprar en el Museo de la Reforma, un libro en conmemoración de los 500 años del nacimiento de Calvino y el autor indica que cuando Calvino habla de la Fe, utiliza la palabra francesa fiance en vez de foi , dando a conocer que el Reformador la utiliza para “enfatizar que la fe es una forma de confianza” (Vial, M. 2009. John Calvin: An Introduction to His Tehological Thought. , Labor et Fides).

No es menor que el gran predicador del siglo pasado – Martyn Lloyd Jones – manifestara en las famosas conferencias de Westminster en el año 1967  una clase magistral donde describía y combatía los errores del Sandemanismo, una corriente doctrinal en la cual Robert Sandeman (1718-1771) definía la fe salvífica como un “mero asentimiento intelectual”  y que para Lloyd Jones y para el Dr. Macleod, el sandemanismo era una vuelta a la enseñanza católica romana (Lloyd Jones, 2013, Los Puritanos). Dentro de este último punto, el gran teólogo holandés Herman Bavinck, comenta que “La diferencia entre el entendimiento de la fe [salvífica] Católica Romana y la Reformacional es:

-En la enseñanza de Roma, es un firme asentimiento del intelecto a las cosas que Dios nos insta a creer. Y la confianza en si misma no es en sí misma Fe, sino una consecuencia o fruto de la fe”
-La Reforma, sin embargo [indicaba que] la fe era un conocimiento, un asentimiento y sobre todo una confianza dispuesta.” (RD.IV.I.2) (cursivas mías).

Quisiera escribir más sobre este tema (y creo que lo haré de manera más formal a futuro) pero finalizaré con un extracto del único libro traducido al inglés de Godefridus Udemans  que tiene por título “La práctica de la Fe, Esperanza y Amor”.  Godefridus Udemas fue un pastor reformado holandés que participó activamente en el Sínodo de Dort (famoso por la manifestación de los “5 puntos del calvinismo”), de hecho, fue el Vicepresidente de este Sínodo.
Godefridus se caracterizaba por ser un pastor reformado que siempre hablaba de la práctica de la piedad (praxis pietatis) y se oponía a los calvinistas nominales que hablaban libremente de la Gracia de Dios pero cuyas vidas no mostraban frutos de haber nacido de nuevo. En el primer capítulo de su libro de más de 450 páginas, el habla sobre la fe: “Fe también puede significar un conocimiento básico de y asentir a la verdad de las Santas Escrituras que no producen ningún gozo. Esta es una Fe Histórica, la cual los demonios tienen y tiemblan. Otras veces, Fe significa un conocimiento de y asentimiento a la verdad de la Palabra de Dios mezclada con un gozo temporal que resulta de haber saboreado la gracia de Dios, pero en tiempos de tentación, esta creencia que es llamada Fe Temporal, desaparece”

¿No les parece que el tipo de fe que Godefridus Udemans rechaza es esa clase de fe que se define como un asentimiento intelectual a la verdad ?  Godefridus continúa: Si tenemos fe que justifica (es decir, Fe Salvífica) tendremos paz para con Dios a través de Nuestro Señor Jesucristo. La Naturaleza de esta Fe consiste en tres partes:

  1. Conocimiento
  2. Asentimiento
  3. Firme Confianza.

Udemans termina este punto diciendo que la confianza “es claramente necesaria en la fe, es el poder y la característica más importante de la fe que justifica”.

Conclusión

Podemos ver la importancia del tercer elemento de la Fe (Fiducia) que algunos tristemente quieren quitar de la clásica definición (Reformada) de la Fe Salvadora y eso es por desconocer nuestra historia o simplemente por seguir una tendencia teológica que no tiene fundamento confesional alguno.
Es importante conocer y vivir lo que confesamos, y más aún de los aspectos fundamentales de nuestra Fe, sino, volveremos a repetir viejas herejías.

Esta es la Fe de la Fe Cristiana y Reformada.

En Cristo, para la Gloria de Dios y el Bien de Su Iglesia.

Israel

Categorías

Autor
Israel Guerrero

Cristiano reformado, esposo de Camila, Biólogo de profesión, estudiante del Seminario Teológico Presbiteriano (IPCh) y de la Academia Teológica Reformada (PCA-Chile), miembro de la Iglesia Presbiteriana Cristo Rey (PCA-Chile) y actualmente se prepara para continuar con el ministerio pastoral en su iglesia. Escribe en el blog Desde La Palabra. Nacido en Rancagua, Chile. Vive en Santiago.